Post

¿Cómo mantener una buena salud del sistema inmunológico en la edad adulta?

Alimentos y suplementos para mantener un sistema inmunológico saludable en la edad adulta

Una alimentación equilibrada es esencial para mantener un sistema inmunológico fuerte. Incluye en tu dieta alimentos ricos en vitaminas A, C y E, así como minerales como zinc y selenio. Algunos de estos alimentos incluyen:

  • Frutas cítricas
  • Frutos rojos
  • Pescado
  • Frutos secos
  • Semillas

Además, puedes considerar la ingesta de suplementos con el asesoramiento de tu médico.

Ejercicio y sueño: cómo mantener un sistema inmunológico fuerte en la edad adulta

Realizar actividad física regularmente impacta positivamente en el sistema inmune. Trata de realizar ejercicios aeróbicos, como caminar o nadar, y combínalos con actividades de fuerza y flexibilidad.

Además, asegúrate de dormir lo suficiente, ya que el sueño reparador es fundamental para la recuperación del organismo y la función inmunitaria.

¿Cómo evitar hábitos que debilitan el sistema inmunológico en la edad adulta?

Algunos hábitos pueden debilitar tu sistema inmunológico, por ejemplo, el consumo excesivo de alcohol, fumar y llevar una vida sedentaria. Es importante tratar de reducir estos comportamientos y adoptar un estilo de vida más saludable para proteger tu sistema inmunológico.

Asimismo, la soledad y el estrés crónico pueden tener un impacto negativo en tu sistema inmunológico. Te recomendamos mantener una vida social activa, así como aprender técnicas de manejo del estrés, como la meditación, el yoga o la respiración profunda.

¿En qué se relaciona el Herpes Zóster con la salud del sistema inmunológico?

El Herpes Zóster está directamente relacionado con la salud del sistema inmunológico, ya que la reactivación del virus de la varicela-zóster (VVZ), que provoca el Herpes Zóster, ocurre cuando el sistema inmunológico se debilita.

Cuando una persona se infecta con varicela, el virus VVZ permanece en el organismo en estado latente, alojándose en los ganglios nerviosos. En algunas personas, especialmente aquellas con un sistema inmunológico mayormente debilitado, el virus puede reactivarse y causar el Herpes Zóster.

Tal como lo mencionamos anteriormente, el sistema inmunológico puede debilitarse por diversas razones, como:

  • Envejecimiento
  • Estrés
  • Enfermedades autoinmunitarias
  • Infección por VIH
  • Cáncer
  • Tratamientos médicos como la quimioterapia y la radioterapia, entre otros.

Cuando el sistema inmunológico no funciona de manera óptima, el cuerpo tiene dificultades para combatir infecciones y enfermedades.

Si sospechas que tienes algún síntoma de Herpes Zóster o tu sistema inmunológico está debilitado, no dudes en consultar a un médico.

Activemos antes de que el virus se reactive

Consultá con tu médico o médica acerca de la prevención y el tratamiento del Herpes Zóster.